DERROTA CON SABOR A VICTORIA EN EL ESTRENO EN LA MAXIMA CATEGORIA

Comenzó Bathco Rugby Club su andadura en la máxima categoría ante el VRAC Quesos Entrepinares, y a pesar de la derrota por 26-20, los santanderinos que mostraron muy buena imagen, consiguen un punto bonus defensivo que se antoja poco premio a tenor de lo visto en el terreno de juego.

 

Se presentaban los santanderinos en Valladolid con la vitola de víctima propiciatoria para el quince pucelano, toda vez que los verdinegros hacían su debut en la máxima categoría ante el vigente campeón de liga y hace siete dias la supercopa de España.

Pero nada más lejos de la realidad, saltaron al terreno de juego ambos conjuntos y un Bathco sin complejos comenzó a tutear a VRAC, haciéndose con la posesión del oval y mostrando un juego alegre y rápido a la mano que en cada ataque generaba problemas a un conjunto quesero sorprendido por la valentía del debutante, y fruto de ello llegaron dos ensayos para los santanderinos en los primero quince minutos de encuentro, con dos jugadas en las que el jugador clave fue Mauro Perotti, que desarboló a la defensa vallisoletana, transformados ambos por Nacho Poet, muy acertado con el pie en la jornada. 14-0 (min. 4 Perotti, min. 13 y Van de ven).

A partir de ahí, VRAC se puso el «mono de trabajo», toda vez que veía que el pez chico se comía al grande, y planeaba sobre la afición quesera el mal inicio de la campaña pasada con dos derrotas consecutivas, y en la primera llegada a la 22 cántabra, inauguraba el marcador con una patada de castigo por medio de Valentini. (min.17, 3-14).

Comenzó el juego a caer del lado del VRAC a partir de ahí, teniendo más posesión del oval, y fruto de ello llegó el ensayo para los locales, y fue un viejo conocido de la afición verdinegra, Balta Taibo el que con dos gran contrapiés en la 22 cántabra , rompió a la que hasta ese momento se estaba mostrando muy seria defensa santanderina para acortar la distancia en el marcador. (min. 23, 8-14).

Se igualó la posesión a partir de ese momento, y el tercera centro Paila, tras un saque de lateral, y varios «picks and go», traspasó la línea de cal visitante para poner adelantar a su equipo en el marcador con la transformación de Valentini antes del descanso. (min.33, 15-14).

Con las espadas en todo lo alto se retomó la segunda mitad, y con dos patadas de castigo que Valentini acertó a convertir, tomaba aire el conjunto local ante un Bathco que parecía que abusaba del juego al pie tratando de meter presión a la defensa local, renunciando al juego veloz que había mostrado en los primero minutos.(min.56 y 59, 21-14).

Continuaban los cántabros buscando la espalda del cuadro local con patadas profundas buscando el error de los zagueros bajo la lluvia que en ese momento arreciaba en Valladolid, y Poet con una patada de castigo acortaba la distancia en el marcador. (min. 62, 21-17)

Y en esta texitura se afrontaban los minutos decisivos en cualquier encuentro y fueron los locales los que golpearon de nuevo con un ensayo de Basso, que parecía definitivo(min.71, 26-17).

Pero a falta de dos minutos para el final del encuentro, Poet nuevamente acertaba a convertir un golpe de castigo que ponía a los debutantes a tiro de un ensayo transformado la victoria y que a las malas como mínimo aseguraba el punto Bonus defensivo. (Min.78, 26-20).

Pero no aprovecharon los cántabros esa última posesión y el partido llegó al final con la única reseña de la expulsión del tercera cántabro Ramiro López en la ultima jugada y que a la espera del comité a buen seguro será baja en el próximo encuentro.

Derrota para los verdinegros con buen sabor que hace que la afición cántabra se ilusione por la imagen mostrada por su equipo y ya con la mira puesta en el debut en casa dentro de siete dias.